El trabajo y la salud del adulto mayor

De Tour con Abu: Acrobacias, sonrisas, música y mucha alegría
3 marzo, 2016
Manejo personal de la Diabetes
29 enero, 2018

“The Intern” protagonizada por Rober De Niro y Anne Hathaway.



Cada vez son más las personas, que pasados los 60 años, continúan trabajando. Muchos adultos mayores con estilos de vida saludables, se mantienen activos física y cognoscitivamente por muchos años. ¿Y por qué dejar de producir si aun tengo mucho que aportar y salud para hacerlo?

La Universidad de Maryland y la Universidad del Estado de California, realizaron un estudio para examinar los efectos del trabajo en la salud de los adultos mayores que decidían mantenerse trabajando después de retirados.

De acuerdo al estudio, aquellos adultos mayores que trabajan ya sea como voluntarios, a tiempo parcial o de cualquier otra forma, demostraron sufrir de menos condiciones de salud serias en comparación con aquellos adultos mayores que optaban por retirarse completamente del ámbito laboral.

Los que realizaron este estudio, plantearon varias hipótesis que pudieron ser respaldadas por los resultados del mismo. Una de ellas era que el mantenerse activos laboralmente en alguna u otra forma, después del retiro, ayuda a prevenir complicaciones serias de salud y la pérdida de las capacidades para realizar actividades del diario vivir. Po otro lado, las personas que se retiran por completo, disminuyen significativamente la interacción social y la actividad física (Kim & Feldman, 2000). Esto los hace mas susceptibles a complicaciones en su salud por enfermedades crónicas, además que no ayuda en el retraso de la disminución de funciones como consecuencia del envejecimiento (Zhan & Wang, 2009).

Hay muchas razones por las cuales te debes mantener activo laboralmente después del retiro. Te mantendrás activo a nivel físico y cognoscitivamente, pudieras tener una fuente adicional de ingreso, aportarías de todo el conocimiento y experiencias que has acumulado a lo largo de tu carrera profesional, te sentirás productivo, conocerás nuevas personas y otras tantas razones.

Si aun no te has retirado, planifica ese momento y cómo distribuirás el tiempo que tendrás disponible. Mantente competente y no temas aprender nuevas formas de hacer las cosas. Ese conocimiento te hará aún más valioso cuando llegue el retiro.

Si conoces a algún adulto mayor retirado que esté interesado en seguir activo, compártele este escrito y síguenos para más detalles sobre nuestros próximos proyectos relacionados a este tema.

¡Anda viejo, anímate y actívate!

Referencias: Zhan, Y., Wang, M., Liu, S. y Shultz, K. (2009). Bridge employment and retirees’ health: A longitudinal investigation. Journal of occupational health psychology. Volumen 14(No. 4), 374-389.